COMPRA DE ENTRADAS
« Volver

22/02/2017

Último día de la temporada de pesca de la Confraria de Sant Pere

Son 8 pescadores y el guarda los que durante más de 4 meses abandonan sus lugares de residencia para organizarse colectivamente en la caseta de pescadores. Pertenecen a la Confraria de Sant Pere, que data del año 1116 i es una de las más antiguas de la Corona de Aragon. Junto con la de la Tancada, también se gestionan de la misma manera las lagunas de la Encanyissada, el Canal Vell, la Goleta i la Platjola.

Durante la temporada de pesca, son muchos los trabajos que tienen que gestionar y la tradición marca cada día que pasa, ya que las características de la pesca en las lagunas dificultan la aplicación de tecnología y el trabajo es mayoritariamente manual.

La pesca empieza de madrugada, antes de salir el sol. Entran en la laguna con las “puntones”, barca tradicional de madera para moverse por aguas poco profundas, y “xorren” (recogen las redes para sacar los peces que se han cogido). También controlan la pantena, que es un arte de pesca fijo y muy antiguo y los “bussons”, las cajas que utilizan para pescar la angula.

Además de la pesca, los pescadores se organizan para hacer la comida, controlar el dinero de la venda del pescado y de la gestión de la pequeña pescadería que des de hace unos años tienen al lado de la caseta donde viven.

El 29 de junio pasado, el día de Sant Pere, se realizó el sorteo para asignar las plazas de los pescadores para la próxima temporada.