COMPRA DE ENTRADAS
« Volver

20/04/2022

Desde MónNatura Delta se pueden ver hasta cinco especies de charranes a la vez

Ha llegado el buen tiempo y las antiguas salinas de Sant Antoni hierven de actividad. Aunque el pájaro más emblemático sea el flamenco, para todos aquellos “birders” con ganas de ver más diversidad, ya pueden disfrutar de pájaros tan interesantes como la pagaza piquirroja (Sterna caspia), el águila pescadora (Pandion aliaetus) o gran cantidad de limícolas.

Gracias al ya finalizado Proyecto Life Delta Lagoon, estas salinas abandonadas en los años 70 se naturalizaron y se crearon unas islas en las que, en época de nidificación, se instalan diferentes especies de aves nidificantes. Entre ellas, los charranes, a los que les gusta compartir espacio entre ellos.

El charrán común (S. hirundo), esbelto y de cola muy forcada, con el pico rojo de punta negra y con un chillido bien agudo. El “despeinado” patinegro (S. sandvicensis), con el pico negro de punta amarilla. También encontramos la pagaza piconegra (S. nilótica), con un pico enteramente negro pero más pequeño que el resto. El más buscado de todos, porque es el más difícil de observar en el parque natural, la pagaza piquirroja (S. caspia), que destaca entre el resto por su gran tamaño y, el que ha llegado el último por ser el más tardío, el charrancito (S. albifrons), pequeño y grácil y de pico amarillo de punta negra.

Todos juntos en la misma islita, forman una fotografía muy curiosa y una oportunidad para aprender a diferenciarlos y compararlos sin mover demasiado el telescopio de nuestro mirador 360º.