COMPRA DE ENTRADAS
« Volver

31/07/2018

El flamenco se mantiene estable en el delta del Ebro

Que el flamenco (Phoenicopterus roseus) es la especie más emblemática del delta del Ebro nadie lo pone en duda. Y que sea una especie que se puede observar durante todo el año, la convierte en un elemento indispensable de nuestro paisaje.

Por eso este año estamos de enhorabuena, ya que después de 4 años de reproducción adversa, se han reproducido en el Delta 2176 parejas. Este valor se sitúa por encima de la media, con datos contabilizados desde 1992, año en que el flamenco se estableció y nidificó en el parque. Y este 2018 han nacido 1545 crías, con una producción de 0,71 polluelos por pareja. El lugar que eligen para nidificar es la Punta de la Banya, que es el único lugar en Cataluña donde este pájaro confía en anidar.

Para dar soporte a diferentes proyectos científicos, divulgativos y de sensibilización sobre la población de los flamencos en el Mediterráneo occidental, el parque organizará, la segunda semana de agosto y por undécima vez, el anillamiento de polluelos de flamenco, a fin de conocer más profundamente aspectos de su biología y promover su conservación.

Desde 2004 se han anillado aproximadamente 3570 flamencos y, haciendo observación a los diferentes miradores del parque, es muy fácil verles una de las dos anillas que se les coloca, de color blanco y más grande que las metálicas, para poder hacer la lectura de su código con prismáticos sin necesidad de hacer captura del animal. Estas anillas nos permiten estudiar sus costumbres migratorias, cómo les afecta el cambio climático a la hora de desplazarse, cuántos años viven y todo de datos que nos ayudan a entender mejor el mundo de la ornitología.

Una de los resultados más curiosos que se han podido contabilizar es dónde se han leído las anillas de los flamencos nacidos en el Delta. Se han hecho 2368 observaciones, y hay citas en 14 países diferentes. El ranking lo encabeza Francia, con un 36% de lecturas y le siguen España (21%) e Italia (19%).