COMPRA DE ENTRADAS
« Volver

18/08/2019

La flor de sal, una riqueza culinaria del Delta

Los meses de verano del delta se caracterizan por ser muy calurosos y soleados con pocas lluvias, esta característica climática beneficia las salinas del delta que durante estos meses se encuentran en su máximo de producción de sal.

Una de las sales más apreciadas del delta es la flor de sal, su nombre proviene de los patrones de los cristales de la sal que recuerdan formas florales. Se trata de una sal fina y delicada que se forma en la superficie del agua a medida que esta se evapora. La mayoría de cristales que se forman precipitan al fondo de la balsa,  pero algunos flotan formando una capa de sal fina que a veces termina por cubrir toda la balsa. Su recogida es manual lo que hace que sea especialmente costosa su recolección. Antiguamente para recoger la flor de sal se utilizaba un rastrillo de madera, pero en la actualidad se utiliza un instrumento similar pero con un tamiz en el extremo.

La flor de sal se ha convertido en un elemento indispensable en la gastronomía del delta, de hecho, cada vez son más los restaurantes que la utilizan,  e incluso los propios habitantes del entorno han empezado a descubrir este producto que hasta hace pocos años era muy desconocido.